Cada vez es más evidente la huella humana que estamos dejando en nuestro planeta. Nuestro estilo de vida y la demanda diaria en distintas áreas del día a día, nos dificulta optar por mejores opciones para reducir estos problemas. Sin embargo pequeñas acciones a diario pueden hacer un gran cambio, te compartimos cuatro de ellos:

Elegir iluminación led para los espacios del hogar

Estos focos llegan a consumir entre un 80 y 90 por ciento menos energía eléctrica que los tradicionales, además de brindar iluminación de mejor calidad y emitir menos contaminantes (CO2).

Revisar aparatos electrónicos

Debido a que los electrodomésticos como los refrigeradores consumen hasta el 30 por ciento del gasto eléctrico, se debe mantener una temperatura de entre 5 y 18ºC en el congelador. Además, los aparatos deben de permanecer apagados y desconectados cuando no se estén usando.

Cuando se requiera sustituir un electrodoméstico, se debe elegir aquellos con eficiencia de consumo, etiquetados con A+++.

Aprovechar mejor la luz solar.

Durante el día se debe mantener abiertas en lo más posible las ventanas para no requerir luz adicional en el interior, sumado a que, cuando se trabaje o estudie, se haga cerca de una ventana.

Optar por iluminación inteligente y automatización

Quizá se crea que es cosa del futuro tener una casa inteligente, pero cada vez se vuelve más accesible. De ser posible, se debe elegir la iluminación inteligente, donde las luces se encienden y se apagan a horas programadas o de acuerdo a las necesidades del hogar.

Cabe destacar que actualmente se necesitan 1.6 planetas para satisfacer en recursos las necesidades humanas y en 2030 se necesitarán dos, de acuerdo al Global Footprint Network (Red de Huella Global), lo que significaría un grave daño a la supervivencia humana, en este sentido, el consumo energético responsable podría ser clave en la lucha contra este deterioro, afirman los expertos.

Leave a comment